Las playas de los mundos infinitos, la sonrisa
de los niños.



Sé parte de la escafandra!

domingo, 28 de octubre de 2012

LAS GRANDES......

....Disyuntivas en las que a veces nos pone la vida, son oportunidades de cambio decía mi abuelo pero debes saber exactamente cual tomar.
No puedo ver claramente que es lo que sigue, lo que si sé es lo que mi corazón quiere aunque mi cuerpo testarudo no se quiere mover.
Es algo difícil lo que me está esperando, por un lado es tomar mi vida completa por otro lado es dar mi tiempo mi vida para el cuidado de dos pequeños....
Mi vida no es un juego, pero ahorita el volado está en el aire, es tiempo de decidir, es tiempo de saber que es lo que me depara la decisión por tomar.

Por lo pronto tengo todavía una semana más para pensarlo pero mi cabeza me duele, los dolores de cabeza vuelven a cada instante....

Estar lista para tomar esa decisión y concientizarme que será la mejor, es algo que viene como siguiente meta. Espero no arrepentirme por el resto de mis días.


Qué es lo que haces tu para poder solventar esa ansiedad, ese desasosiego, ese mar de intranquilidad que brota a borbotones de tu corazón, qué haces cuando la angustia de no sentirte capaz de tomar la decisión adecuada te ahoga, con esa inseguridad e inestabilidad que crea en tu alma el solo pensar en que tal vez no tomes la decisión adecuada?

Qué haces cuando de esa decisión no sólo dependes tu sino alguien mas directamente?
 

4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Cuando una decisión de tal magnitud está en mis manos no la pienso. De hecho no pienso las cosas porque si lo hago termino no haciéndolas.

Cuando una decisión involucra a unos seres como esos pequeños entonces no hay nada qué elegir.

Decidiste cuidarlos y no hay marcha atrás, si lo piensas bien.

Si no lo decidiste y las circunstancias te pusieron en ese camino entonces tendrás que pensar primero si puedes vivir sin ellos y si asientes pregúntate entonces si ellos podrían vivir sin ti.

O quizás tendrías que ser egoísta y dejar que otros se hagan cargo.

Nunca he estado en situación semejante, aunque he de decirte que he cuidado cinco sobrinos pero todos fueron por cierto tiempo y eso si cuando me preguntaban si podía cuidarlos mi respuesta era inmediata: Si aún cuando Barry y mis hijos no lo quisieran -nunca fue el caso- pero bueno, son cosas distintas.

YO no lo pensaría pero TÚ no eres YO y tendrás que tomar TU propia decisión quizás sin pensar, puede que entonces el dolor de cabeza sea lo menos leve que enfrentes si te decides quedar con ellos.

Creo que desde que te quedaste con lo niños la vida decidió por ti.

Cuídate.



Posteandote dijo...

Muy sabias las palabras de Malque. Tomar decisiones es quizás para algunos una de las tareas más tormentosas que puden haber, el tiempo, la angustia y a veces la moral nos juega en contra y es como una bomba de tiempo que aunque sabemos que en algún momento va a explotar... no sabemos cuando y eso es lo que más no desespera.

Particularmente, una vez, la persona que me dió la vida, tuvo que decidir entre seguir con su vida o comenzar una nueva conmigo.

Finalmente, las circunstancias del momento la llevaron a vivir una vida sin mi. Si bien es difícil tomar decisiones, lo más fuerte después es arrepentirse de ellas.

Yo creo que aveces uno tiene que ser más egoista y no pensar en lo que "creemos" que sería bueno para otro, ya que muchas veces lo que nosotroes creemos que puede ser bueno, por una cuestión de criterio o vaya a saber que, a veces falla, y en vez de hacer favores terminamos cometiendo errores. Creo que todo comienza por uno mismo, si voy a vivir una vida de tristeza, va a ser muy difícil que pueda brindarle alegría a alguien más, todo comienza por uno mismo.

Saludos!

Àngello dijo...

Hola amiga, en verdad en una decisión muy difícil, porque afectara el resto de tu vida; en lo personal yo también me tomaría el tiempo necesario, primero para saber si estoy capacitado para hacerme cargo de la vida de dos pequeños y segundo, para saber si soy la persona adecuada que esos niños necesitan, porque una cosa es creerse capaz de hacerlo, y otra es ser la persona adecuada para ellos, ya sea por nuestro carácter o tipo de vida que llevamos.

Y bueno, te dejo un abrazo.

Raziel Crt Pg dijo...

Las decisiones importantes cambian la vida.

Creo yo que nunca lo harán para mal, todo es para bien, dependiendo de como lo quieras ver: un acierto o un aprendizaje.