Las playas de los mundos infinitos, la sonrisa
de los niños.



Sé parte de la escafandra!

domingo, 29 de julio de 2012

EL OTRO DÍA .....

Ya listos para salir de casa y hacer un viaje largo, me estuve preguntando una serie de cosas que podría yo hacer para que mi casa quedara un poquito más segura y sentirme bien de salir sin el remordimiento de dejar una casa lista para los ladrones tanto de ocasión como para los profesionales del negocio.Así que apunté varios de ellos:
CÓMO EVITO QUE ROBEN M ICASA?
Los robos a las casas están a la orden del día: Del diario se cometen atracos y muchas de esas veces nosotros mismos "invitamos" a los ladrones a saquear nuestras casas. Y cómo no ando en una solvencia como para invertir en perros guardianes o en seguridad electrónica, pues a buscar esos pequeños detalles que por lo regular se escapan a nuestra vista.
1. Colocar en la puerta una mirilla panorámica.
2. Protecciones de aceros fundamentalísimas y con separaciones no mayores de 12 cm.
3. Puertas exteriores (que den a terrazas, jardínes, etc) mantenerlas siempre cerradas.
4. Ser discreto, no ostentar ni con los vecinos ni con nadie de tener mucha más lana que ellos. (Por aquello de las envidias y ganas de fregar).
5. Cambiar cerraduras cada vez que pierda las llaves.
6. Si voy a salir de viaje (este era mi caso) no hablarlo en público mucho menos en la tienda. (ya ven las chismosas del barrio).
7. No desconectar ni timbre ni teléfono. (Esto solo dará a ver que no hay nadie en casa).
8. Pedir a un vecino de confianza (pero de mucha confianza) que recoja el correo que llega para que no se acumule.
9. Si sale por un rato cierre bien las puertas.
10. Avisar a la policía si se ve alguien sospechoso merodeando la casa (esto funciona perfecto cuando uno sale de viaje ya que minimo de dos a tres días la policía estará al pendiente).
11. Dejar una luz prendida y aunque se gaste de día a veces es mejor pagar no sé 200 o 300 pesos más que empezar de cero porque te desvalijaron todita.
12. Todas las noches cierre las puertas de su casa como si estuviera sola y póngase de acuerdo con los habitantes de la casa quién la cerrará.

Este último punto es el que más propongo lo hagan , pues el otro día me sucedió que viendo la puerta abierta en la noche, tomé la llave y fui y le puse cerrojo.Pero nunca le dije a mi madre lo que acababa de hacer, así que ella de rato fue a cerrarla y como tiene el sentido invertido (cuando crees que la abres, la cierras y al revés) pues ella la dejó abierta tooooda la noche.
Esa noche no sucedió nada pero al día siguiente que me di cuenta nos pusimos un post-susto que quedamos que nos diríamos cuando la cierra una u otra.

En fin, si ustedes me puede dar más opciones a observar se los agradezco.

4 comentarios:

..Escribiendo corto.... dijo...

Yo igual siempre cierro todas las ventanas y puertas en la noche este o no sola, aunque para que no me pase como a ti y a tu mamá de que cierran y abren la puerta verifico que si este cerrada.

También lo que suelo hacer es cambiar la rutina, es decir no prender y apagar las luces a la misma hora, no escuchar la música a todo volumen todos los días o a las mismas horas etc.
No ser predecible en lo que haces cuando estas en tu casa.

reptilio dijo...

hay un capitulo de Seinfeld donde dicen algo asi como "pero nada de esto sirve si no cierras la puerta" hahaha

pues buen viaje chica

JOAQUIN DOLDAN dijo...

lo importante no se puede robar...lo llevas contigo

Jaime Alejandro Rosales D. dijo...

Como no sé si responder tus comentarios en mi propio blog hace que te lleguen, dejo mi respuesta en el tuyo. Es sobre tu comentario al post El fraude intangible. ¿qué hacer? preguntas. Y no hay más respuesta que la organización. Sé que suena abstracto y lejano, pero no. Tenemos que construir la organización calle por calle. convocar a nuestros vecinos más próximos y empezar a intercambiar ideas sobre lo que vivimos. Informarnos, estudiar y educarnos entre todos, a partir, para empezar, de evaluar lo que recibimos como información. Tan sólo de ahí se puede llegar a muchos aprendizajes sobre cómo funciona el mundo. Eso en sí mismo es una labor educativa que tiene que trascender al siguiente nivel que es la toma de acciones. La clave es pues dejar de delegar, de esperar que otros hagan el trabajo. Eso nunca ocurrirá. Los que nos imponen presidentes están felices de que hagamos marchas, plantones, pues por muy concurridos que sean al final terminamos "exigiendo" que se haga tal cosa. Y ya. Hasta ahí. Y con qué respaldamos esas exigencias si no tenemos fuerzas ni bases sociales? Por ello se ríen de nosotros. Mientras sigamos "exigiéndoles" a ellos que actúen contra sus intereses para beneficiar a la mayoría eso nunca ocurrirá. Pero es diferente cuando en lugar de exigirles actuamos. Si, por ejemplo, una vez organizados por calle todos los vecinos deciden no comprar en "X" centro comercial durante un sólo día. Y si debido a nuestra organización somos capaces de extender la medida a una cuadra, después a una colonia, a una delegación, a una ciudad, a un estado y a todo el país. Y todo sólo por un día, entonces nuestrso adversarios de clase sí que se preocuparían. Pero para llegar a esas acciones macro, debemos empezar por lo micro, por nuestra calle. Nuestro problema es que siempre queremos hacer la revolución a nivel nacional, cuando éstas nacen rincón por rincón. Es un trabajo de larguísimo plazo, es cierto, pero si no se inicia en algún momento, nunca se alcanzará. Queremos todo o nada y como nunca tenemos todo, pues tampoco nunca tendremos nada.