Las playas de los mundos infinitos, la sonrisa
de los niños.



Sé parte de la escafandra!

martes, 29 de septiembre de 2009

CUENTA LA LEYENDA

Una vez más vi a mi amigo, me encanta verlo pues me cuenta cosas muy interesantes.....
Ahora al verlo y saludar me lanzó la pregunta:
Vienes por enseñanza verdad?
Si...
Respondí...
Sé por lo que vienes, siéntate a mi lado, esto que te contaré, te gustará ya que lo necesitas en estos momentos...
Mi cabeza se hizo bolas y lo único que atiné a decir fue que si....

Los Indios tenemos muchos ritos,
comienza diciendo él,
uno de ellos es el paso de la infancia a la juventud de los indios Cherokee,
ven te diré cómo es....

Cuando el niño se encuentra en plena adolescencia, cuando su niñez ya ha pasado, el padre lo toma de la mano y lo guía al bosque, estando ahí busca un lugar adecuado para iniciar el ritual, llevando consigo solo un trozo de tela.
Pasa el día, pasa la tarde y al llegar la noche.....saca éste y le venda los ojos al chico y se retira dejándolo solo.

El chico debe por regla sentarse en un tronco asignado por su padre, toda la noche y no debe quitarse la tela que cubre sus ojos hasta que los rayos del sol toquen su cara por la mañana.

Él no debe pedir ayuda a nadie. Una vez que sobrevive al terror y la angustia de esa noche, él es considerado todo un hombre.

Él no puede platicar con los otros muchachos acerca de esta experiencia, debido a que cada chico debe entrar en esa etapa por su cuenta.

El niño estará naturalmente aterrorizado. Él escuchará toda clase de ruidos… Bestias salvajes que rondan a su alrededor, lobos que aúllan, Quizás algún humano que quiera dañarle.
Escuchará el viento soplar y la hierba crujir, sus sentidos estarán en máxima alerta pero él deberá permanecer sentado estoicamente en el tronco, sin quitarse la venda, sin moverse. Ya que es el único camino que lo conducirá a ser un verdadero hombre.


Por último, después de esa horrible noche, y al aparecer el sol; el niño deberá quitar el trozo de tela que cubre sus ojos…
es entonces cuando con gran sorpresa descubrirá a su padre sentado junto a él.
Su padre jamás se fue, él ha velado toda la noche en silencio, sentado en un tronco cerca de él para proteger a su pequeño del peligro que le acechó sin que él se diera cuenta.
Es así como vuelven los dos de la mano a la aldea y se le hace una gran celebración al nuevo hombre miembro de la tribu.

Te ha gustado? Chiquilla!
Claaaro, que me ha gustado!!
Ok sólo aplícalo a ese corazón, y recuerda que pase lo que pase él está sentado junto a ti.

wooow!!
Vaya que me encantó!
Algo sucede dentro de mí!
Debo ir a casa, otro día vendré nuevamente a visitarte. (le digo)
Te quiero !
Y con un gran abrazo me despido de él.
Mis sentidos están vueltos locos.

Busco la introspección.....

10 comentarios:

chachin dijo...

wow a mi también me gustó mucho...al parecer siempre hay alguien cerca de nosotros en momentos difíciles sin que nos demos cuenta...y cuando estan cerca nunca tenemos el tiempo para agradecerlo.


me gustó mucho gracias por publicar esto, ire a buscar también la introspección.

por cierto, sabes que aquí ando siempre.

PROFESOR ZOVEC dijo...

que lindo ritual de iniciacion.
en diversas culturas hay ritos de esa naturaleza aunque es diferente la manera de demostrar la "hombria"
el barMitzba en los judios. etc.
la circuncicion sin anestesia en africa en algunas tribus, la escarificacion de la piel, el parto en las mujeres etc.

Xhabyra dijo...

ta chido ese ritual, aunque nunca se me olvida el ritual de la pelicula de "el topo" de jodorowsky,


"el topo" lleva a su hijo de siete años a mitad del desierto a enterrar su primer juguete y la foto de su madre, por que "ya es un hombre"

xhaludos Gaviota

Ge dijo...

ahhh esta muy lindo! y es que tiene razon aunque no veamos a las personas siempre habra alguien ahi junto a nosotros que lindoo!
Un saludote

Javier dijo...

vaya... qué bonito, muy bonito!!

Sender Eleven dijo...

Yo una vez buscando introspeccion, me lastime una muela.

chachin dijo...

yo una vez me lastime la introspección, buscándome una muela

Marcos Alonso dijo...

Precioso relato de inesperado final. Cuánta sabiduría hay en las tradiciones de los pueblos, cuánto de complicidad, cuanto de naturaleza.

Un abrazo.

El 07 dijo...

Hermoso relato... finalmente, los padres siempre estan(mos) detrás de los hijos...

Un beso Gaviota... oye, siempre se publican tus comentarios... saludos!!!...

Darth Vince dijo...

Tienes un amigo muy sabio.

Deberías verlo más seguido y postear más acerca de lo que te dice.